jueves, 28 de febrero de 2013

lunes, 11 de febrero de 2013

Colección de Infancia para compartir


La obra de María Laura Vázquez me conectó con mi colección de la infancia. El juego de batería de cocina que heredé de mi mamá, con el que jugaba con mis amigas a hacer comiditas de barro, pasto y hojas en el patio de casa, con el que experimenté preparando mis primeras comidas de verdad  y con el que después de muchos años, jugaron mis hijas (aunque ellas prefirieron los mini muebles y  vajilla de barbie !!!).

Ahora desde el estante, me acompañan mientras cocino para mi familia, recordándome aquellos maravillosos momentos de juego.

Ana Luz Chieffo

jueves, 7 de febrero de 2013

Miniaturas para coleccionar

Por Ana Luz Chieffo
 
 
 
 
 
 
 
 
Still Life, María Laura Vázquez


 

Still Life es en parte el recuerdo y en parte el presente, es un difuso territorio de temporalidades. Como catálogos de lo que pasó, armo estas obras en un intento de rescatarlas de su lugar en el estante del olvido. Son juguetes de un tiempo y de un lugar, son la marca que muchos niños llevarán grabada en su memoria, de cuando jugaban a ser grandes, a ser madres y preparar la comida… Las flores, los jardines, las enredaderas son el poderoso testimonio de la vida, del nacimiento constante, de lo poderosa y maravillosa que es la naturaleza.
María Laura Vázquez


La artista llama still life a "su colección", que quiere decir naturaleza muerta, en alusión al género de la pintura occidental que representa objetos inanimados de uso cotidiano, realizados por el hombre o naturales. Actualmente el arte contemporáneo  se apropia del género, reemplazando  la armonía y el bienestar , por miradas que muchas veces introducen desorden y malestar.
Pero este no es el caso de las fotografías de María Laura Vázquez, sus still life son  juguetes de chapa fabricados por la emblemática empresa Daisa,  juguetes que en su época,  recreaban en distintos tamaños, los electrodomésticos y objetos de la vida hogareña. Hoy estos juguetes son “coleccionables” como  testimonios de una época de la industria argentina y de un modo de vida. Pero a diferencia del coleccionista que los adquiere por placer personal para formar parte de su colección privada, las fotos de María Laura  nos los “devuelven” poetizados generando en nosotros resonancias de otras colecciones.

Cambiando la escala de los juguetes, en un fondo neutro y rodeándolos de vegetación, la artista confronta el pasado, la modernización de la vida doméstica y los juguetes de los años ’50 /’60,  con su pervivencia en el  presente.  La amplificación del tamaño real, genera dudas, ¿son objetos domésticos o juguetes?, dudas que abren el abanico de los recuerdos:

¿Cuáles eran tus  “colecciones” de juguetes?

¿Qué juguetes añorados fotografiarías?

Propuesta de producción:
Con la intención de relacionar el pasado con el presente,  la artista hizo una composición, una puesta en escena en la cual el juguete convive con la enredadera en un fondo neutro. Si eligieras un juguete entrañable para fotografiar:

 ¿Con qué otros objetos lo harías convivir?
 
¿Qué escena armarías?
 
Sobre la artista:
 
La obra de María Laura Vázquez pregunta e ironiza sobre: la infancia, el amor, el dolor, los miedos y los recuerdos. Generalmente trabaja con objetos que le permiten explorar su propia historia, reformularla y componer una melodía visual. Su lenguaje es la fotografía, es el medio con el que realiza estas ficciones.
 
La web de María Laura es: http://www.mlauravazquez.com.ar/
Para ver más still life: http://malauravazquez.blogspot.com.ar/.
Algunos de ellos formaron parte de la muestra "Colección número 1, Mundo Hogar"